India: ¿amarla u odiarla? (2ª Parte)

Y es que entre Jaipur y Delhi visité Agra y Varanasi, esta última antiguamente conocida como Benarés. Estaba claro el porqué. Quería visitar Agra para ver en primera persona el mundialmente conocido Taj Mahal. Y quería desviarme de la típica ruta que es el Triángulo Dorado que llaman (Delhi-Agra-Jaipur), porque ir a la India y no conocer el Ganges para mí era inconcebible.

Fue genial mi llegada a Agra. Para empezar viajaba en tren desde Jaipur. Fue un trayecto corto, de unas 3 horas. Y elegí 1ª clase porque no sé por qué, en este tren sólo me ofrecieron 1ª o directamente la clase más baja, que es en la que viajan la mayoría de los locales. Y creedme, he leído muuuchos blogs sobre la experiencia de viajar en esa clase de trenes y, sinceramente, por unos 12€ que costaba la 1ª clase… pues no hay necesidad de pasarlo mal. (+ info: http://trajinandoporelmundo.com/viajar-en-tren-india-clases-vagones-billetes/ ) Y bueno, cual maharaja que fui en el tren. En 3 horas te sirven comida 2 veces, te dan 2 periódicos en inglés, y encima iba prácticamente vacío. Bueno, pues viajando en ese tren puede que olvides que estás en la India… pero el periódico que dieron me hizo volver a la realidad. Una de las secciones del mismo era Matrimonials, vamos, la sección donde las familias buscan marido o esposa para sus hijos. Y no tiene desperdicio. El que quiera que me lo pida y se lo enseñaré en persona a mi vuelta.

Mi segunda sorpresa del tren y gracias también al periódico fue descubrir que justo ese día en que yo estaba llegando a Agra, ¡era el día del turista! Mira qué majos estos Indios, oye, todos los museos y lugares oficiales gratis, ¡la entrada al Taj Mahal gratis! Y así fue como cambié mis planes de visitar el Taj al día siguiente y pude disfrutar de un día entero allí.Y fue maravilloso. Como no dejan entrar comida, a mediodía salí a comer y volví a entrar a las 17 para esperar que anocheciera a las 18:30 y ver la puesta de sol desde allí. No es que sea espectacular porque no se ve bien, pero sí puedes ver como va cambiando la luz y el Taj Mahal se va reflejando en el agua, cosa que a plena luz del día no pasa. Y la gente me pregunta, ¿pero te gustó? Pues la verdad es que sí. Me pasó un poco como la torre Eiffel. De tanto haberlo visto en todas partes pensaba que me decepcionaría. Pero en absoluto. Cuando estuve delante del Taj Mahal me quedé con la boca abierta. Y creo que dije en voz alta así como 3 veces: guau, guau, guau. Es majestuoso, es inmenso, es de un color blanco reluciente. Y está allí arriba, y sientes cómo el que lo ideó consiguió plasmar totalmente la idea de lo terrenal aquí abajo, lo espiritual allí arriba. Y es que el Taj Mahal es un mausoleo, sí, que construyó el sultán mogol Shah Jahan a su amor verdadero Mumtaz Mahal. Que me corrija alguien si Google se equivoca. 😉 Y de hecho lo ‘decepcionante’, por llamarlo de alguna manera, de él es su interior. Simplemente hay una sala muy pequeña con dos tumbas, y una de ellas que rompe totalmente la simetría de la sala y que parece que no pinte nada. Y bueno, tampoco me esperaba que fuera precioso por dentro, pero es tan, tan por fuera que al entrar es como: ¿sólo esto?. Y sorprende lo blanco que es, pareciese que es lo único que limpian en India. Juas.

Eso sí, al ser el día del turista, menuda barbaridad de gente. Creo que toda India estaba allí. Porque no sólo somos turistas los guiris, no, lo que más había eran turistas indios, eso también lo vi en Varanasi. Y lo de siempre. Como en Xi’an, en China. Cuando la gente de pueblos remotos viajan a las grandes capitales y ven a turistas de occidente se quedan maravillados, y ahí es donde empiezas a ver que están a la caza de la foto del guiri. Y empiezas a notar cómo eres objeto de cámaras, algunas discretas y otras indiscretas… tanto que al final acabas posando para ellos y les haces reír porque les has pillado. Otros directamente te piden si te puedes hacer la foto con la familia al completo. Y es que, en general, ¡los indios son súper majos y amables! Obviamente te vas al sector turístico y encuentras estúpidos y estafadores, como en todas partes, pero el resto siempre tiene una sonrisa sincera para ti, o te van a buscar para hablar inglés, o simplemente porque te quieren contar su vida y saber un poco de la tuya.

Y Agra… pues es un caos absoluto. Esa India auténtica que dicen que o la amas o la odias. Y Varanasi… es especial. A mí me habían dicho que es por el aura espiritual que desprende. Yo, sinceramente, no iba por nada espiritual, pero la encontré muy especial sencillamente por una razón: ¡porque pude encontrar la paz! Y no la interior, sino la paz en las calles.

Después de haber vivido esa India real y caótica que es no poder casi moverte por las calles de tierra, rodeada por las vacas que a veces casi pisas sin querer o por otras que al mover la cola te pegan latigazo, o cabezazo a veces, cerdos, pollos, monos que te aparecen de repente de la nada por detrás, gente que te quiere vender algo, gente que va con prisa, motos, coches, todos pitando, contaminación, hombres mascando betel asqueroso y que te lo escupen de repente a tus pies (+ info:  http://www.diariodelviajero.com/asia/costumbres-de-asia-masticando-paan) , ríos mugrientos que desprenden olores putrefactos…

Pues después de esa India… llegué a Varanasi y era igual. Jaja. Pero sigues caminando y te vas hacia el Ganges… y ahí encontré mi paz. En los Ghats. Concretamente en el llamado Assi Ghat. Los Ghat son las escaleras que discurren paralelas a lo largo del río y que conducen a éste en los cuales los indios hacen de todo: desde incinerar cuerpos de sus allegados fallecidos para echarlos después a las aguas sagradas, y contaminadas, del Ganges, a lavar ropa o bañarse para ser purificados. Aunque yo creo que vi a más de uno que lo usaba de ducha diaria, porque lo que también ves es mucho indigente durmiendo en los Ghats. Pero lo que no ves allí son coches o motos. Y entonces puedes disfrutar de verdad de ver a las indias con sus saris, de los vendedores ambulantes, de las ceremonias en las que ofrecen al río sus plegarias, flores y comida, de las vacas que por allí se pasean, de una conversación con los indi@s que se te acercan a hablar contigo, de un arroz que te regalan porque es la festividad de no se qué diosa y lo reparten gratis, de un buen libro sentada en los escalones, del chico de las barcas que ya te conoce y te saluda cada día, de amaneceres preciosos, de conversaciones también con guiris como tú… y todo sin oír el ruido de motores o de pitos que no cesan, el ruido de la actividad frenética que se vive en las calles normales si te alejas de los Ghats.

Y es entonces cuando te das cuenta de que no es que ames u odies la India, simplemente la India es especial. Y no es que te guste lo sucios que son, ni el caos, ni la insalubridad que allí se respira… sino que lo que te gusta es que todavía queden lugares tan diferentes, auténticos y mágicos en el mundo.

DSC01830

DSC01842 DSC01843 DSC01863 DSC01886 DSC01896 DSC01916 DSC01919 DSC01949 DSC01964 DSC01966 DSC01969 DSC01972 DSC01985 DSC02005 DSC02017 DSC02021 DSC02060 DSC02073 DSC02091 DSC02095 DSC02096 DSC02111

3 comentarios en “India: ¿amarla u odiarla? (2ª Parte)

  1. Hola Sonia, soy amiga de Bea, tu mami. Disfruta mucho de tu experiencia que seguro estará siendo muy enriquecedora. Sigo tu Blog que está muy interesante. Muchos ánimos en cumplir tu sueño. Sigue adelante y vívelo a tope!!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola! Creo que sé quién eres, jeje. ¡Muchas gracias por seguir mi blog! La verdad es que esto es una experiencia extraordinaria. Es imposible plasmar aquí lo que es ir recorriendo el mundo y vivir cada día y a cada segundo algo nuevo y diferente, aunque yo intento contaros lo máximo posible. Y sí, totalmente enriquecedor… ¡Soy muy afortunada de cumplir este magnífico sueño! Gracias, Inma, ¡un beso!

      Me gusta

¿Quieres comentar este post? ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s